• Sector: Relaciones Públicas.
  • Puesto: Jefe de Relaciones Públicas.

Fernanda Álvarez

Nació en Buenos Aires, se crió en Virasoro y se recibió de Licenciada en Comunicación en la Universidad de Rosario. Hace más de 25 años empezó como guía de turismo para cubrir una temporada durante un ocupado mes de julio, pero sus vínculos con Las Marías vienen desde mucho antes.

Hoy está a cargo del equipo de Relaciones Públicas, cuya tarea fundamental es mostrar Las Marías y sus diferenciales de calidad en los procesos de elaboración de sus productos, a los miles de visitantes que llegan cada año.

“Nuestra mayor satisfacción es que los visitantes quedan enamorados de Las Marías, de su paisaje, de su historia y de su gente”

La historia de Fernanda en Las Marías se remonta a sus abuelos paternos y maternos, quienes trabajaron y vivieron en el Establecimiento. Su papá también trabajó en Las Marías, primero en el secadero de té y, después de muchos años trabajando en Buenos Aires y Posadas, regresó y trabajó en la Carpintería. “Siempre pasa esto de que uno desea volver a los orígenes”, nos cuenta. Su madre trabajó en el Internado del Instituto Agrotécnico por varios años.

Fernanda vivió en Las Marías por más de diez años, su esposo trabaja aquí desde hace más de treinta y sus hijas nacieron en este lugar. “Las Marías es parte de mi historia, es parte de mi vida. Aquí viví los momentos más lindos e importantes”, dice orgullosa. Fernanda rememora a Don Víctor, el fundador, cuando sus padres le contaban como recorría las casas a fin de año y “se interesaba y preocupaba por cada familia, por qué proyectos tenía y siempre insistía en que la gente pudiera tener su propia casa”.

Hasta 2020 los días de Fernanda en Las Marías transcurrían dirigiendo la recepción de miles de visitantes por año, quienes podían recorrer el Establecimiento y conocer más sobre la elaboración y la calidad detrás de nuestra yerba y té. Hoy las visitas se encuentran suspendidas, pero el gran deseo de Fernanda y de todos en Las Marías es volver a recibirlos pronto.

“El mayor desafío de nuestro equipo de RR.PP. y Turismo es poder transmitir a los visitantes la filosofía de Las Marías, mostrándoles y contándoles a partir del trabajo diario de toda su gente, la pasión en todo aquello que se emprende: la preocupación por lograr la mayor calidad y hacer las cosas bien desde el principio, cuidando a la gente y al entorno natural”.

Entre las metas más anheladas de su sector se encuentra el hecho de poder incorporar al circuito de visitas, el balcón de la Nave de Infusiones, “desde allí se podrá tener una vista panorámica única, tanto del interior del área de Envasado como del paisaje que lo circunda, con las instalaciones del Club Taragüi, parte del barrio Molino y la nueva plantación de yerba de exhibición”, dice entusiasmada.


El espíritu de hacer las cosas bien